5 lecturas obligatorias para entender a Estados Unidos

5 lecturas obligatorias para entender a Estados Unidos

Comprender la política norteamericana es un asunto tremendamente complejo. No basta con solo estar informado de la actualidad, sino que es conveniente echar la vista atrás para comprobar como ha ido evolucionado a lo largo de los años.

Estados Unidos ha sido un país que ha transitado por numerosas etapas sociales y políticas en su historia. Sin ir más lejos, es uno los pocos países que tiene más de un político asesinado en directo. Todo esto, llevó que modificase sus leyes gubernamentales en numerosas ocasiones.

Por eso, siempre aconsejo que además de leer todo lo que aparece por internet, se haga la compra de una serie de libros obligatorias para contextualizar y encarar el tema con mayor profundidad. Te recomiendo que mires en la web de cupones descuento https://www.mascupon.es/, que tiene numerosos descuentos para Amazon, y allí encontrarás los libros que recomiendo al mejor precio.

Por si no te encontraras en España, te dejo los link de la tienda en otros países:

Para ser un poco más conciso, paso a decirte los nombres de los 5 libros que debes leer para entender la política estadounidense:

  1. Qué sé yo de historia, de Kennet C. Davis
  2. La otra historia de los Estados Unidos, de Howard Zinn
  3. Historia de Estados Unidos, de Carmen de la Guardia Herrero
  4. Breve historia de los Estados Unidos, de S. Morison, Henry S. Commager y W.E. Leuchtenburg
  5. Breve historia de los Estados Unidos, de Philip Jenkins

Con todos estos libros, entenderás un poco mejor como ha evolucionado el país en los temas importantes. A partir de esa base, podrás ponerte al día y comprender lo que pasa día a día en el país que tuvo como primer presidente a George Washington.

¿Por qué se vota un martes de noviembre?

¿Por qué se vota un martes de noviembre?

El hecho de que en 2016 los ciudadanos estadounidenses estén llamados a acudir a las urnas, en las elecciones presidenciales, el martes 8 de noviembre no es fruto de la casualidad y mucho menos es una fecha que fue elegida recientemente, sino que está establecido por norma legislativa desde hace 171 años cuándo debe caer exactamente la fecha de todas las elecciones (siempre y cuando no se modifique constitucionalmente en un futuro).

La elección de la fecha para ir a votar hoy en día nos podría resultar enrevesada e incluso ridícula, pero en su día tenía una explicación lógica.

Fue el 23 de enero de 1845 cuando se estableció la fecha en la que los electores deberían acudir a las urnas a elegir al nuevo presidente. Para ello se tuvieron en cuenta una serie de factores y variables como por ejemplo la climatología y disponibilidad de los electores para poder desplazarse.

La mayoría de los norteamericanos en aquella época se dedicaba a la agricultura, por lo que había que descartar los meses comprendidos entre marzo y octubre que eran los de mayor actividad laboral (los que iban desde la siembra a la recolección). Desde mediados de diciembre hasta final de febrero quedaba descartado por motivos meteorológicos: era invierno y el traslado hasta las sedes del condado donde se emitían los votos sería dificultoso, además de que el frio provocaría que muchos electores se quedaran en sus casas en lugar de ir a votar.

De ahí que se decidiera que la mejor época para llevarse a cabo las elecciones era dentro de los primeros días del mes de noviembre, unos días en los que en la mayoría de los Estados Unidos las temperaturas todavía son suaves. Otro motivo era porque así también daría tiempo a que, trascurridas cuatro semanas que marcaba la ley y con escrutinio ya terminado, se pudieran reunir los representantes escogidos y éstos podrían decidir quién era el presidente electo que tomaría posesión el 4 de marzo (el 20 de enero desde 1937).

El siguiente paso era decidir qué día concreto (dentro de los primeros días de noviembre) sería el escogido para ir a votar. Teniendo en cuenta que para acudir a ejerccer el voto eran muchos los ciudadanos que vivían en entornos rurales que necesitarían un día de ida y otro de vuelta, se empezó a descartar días no viables para ellos: el lunes no podía ser porque el domingo era día de culto religioso y por tanto no se podía salir de viaje. El miércoles era día de mercado en todas las poblaciones y por tanto ese día tampoco se salía de viaje, lo que provocaba que el jueves también quedase descartado. El viernes tampoco podía ser porque el viaje de regreso se hubiese tenido que realizar en sábado (también día de culto religioso, en una época en la que la devoción religiosa era lo más importante para los ciudadanos). Por tanto el único día viable que quedaba era el martes, pero no podía ser cualquier martes, ya que este no podía caer en día 1 de noviembre (Día de Todos los Santos, fecha no festiva en EEUU ni de culto religioso, por lo que se respetaba el día para honrar a los difuntos pero se daba libertad para partir de viaje).

Así pues, de esta manera enrevesada, fue cómo se escogió el día en que debían caer las elecciones y que éste fuera el martes posterior al primer lunes de noviembre.

Debido a esta norma la fecha más temprana posible para celebrarse las elecciones es el 2 de noviembre y la última fecha posible es la del 8 de noviembre (como es el caso de este año).

¿Conoces la edad mínima para votar en EEUU?

¿Conoces la edad mínima para votar en EEUU?

Estado

Edad mínima

Alabama 18 años antes de las próximas elecciones
Alaska 90 días antes de cumplir 18 años
Arizona 18 años antes o en el día de las próximas elecciones generales
Arkansas 18 años antes de las próximas elecciones
California 18 años antes de las próximas elecciones
Colorado 18 años antes de las próximas elecciones
Connecticut 17 años siempre y cuando se cumpla 18 años antes de las próximas elecciones generales
Delaware 18 años antes de las próximas elecciones
Distrito de Columbia Puede pre-registrarse a los 16 años pero debe tener 18 años para poder votar
Florida Puede pre-registrarse a los 16 años pero debe tener 18 años para poder votar
Georgia 6 meses antes de cumplir 18 años
Hawaii Puede pre-registrarse a los 16 años pero debe tener 18 años para poder votar
Idaho 18 años antes de las próximas elecciones
Illinois 18 años antes del día de las elecciones
Indiana 18 años antes de las próximas elecciones generales, municipales o especiales
Iowa 6 meses antes de cumplir 18 años
Kansas 18 años antes de las próximas elecciones generales
Kentucky 18 años antes o en el día de las próximas elecciones
Luisiana Puede pre-registrarse a los 17 años pero debe tener 18 años para poder votar
Maine 18 para la fecha de las próximas elecciones generales (nota: se puede votar con 17 años de edad en las elecciones primarias si se cumple 18 años antes de las próximas elecciones generales)
Maryland 18 años antes de las próximas elecciones generales o especiales
Massachusetts 18 años antes de las próximas elecciones preliminares, primarias, especiales o generales
Michigan 18 años antes de las próximas elecciones primarias o generales
Minnesota 18 años antes de las próximas elecciones
Mississippi 18 años antes de las próximas elecciones generales
Misuri 6 meses antes de cumplir 18 años si el día de las elecciones coincide o es después de esta fecha
Montana 18 años antes de las próximas elecciones
Nebraska 18 años antes de las próximas elecciones generales
Nevada 18 años antes de las próximas elecciones
Nuevo Hampshire 18 años antes o en el día de las próximas elecciones
Nueva Jersey 18 años antes de las próximas elecciones
Nuevo Mexico 18 años antes de las próximas elecciones
Nueva York 18 años cumplidos al finalizar el año calendario
Carolina del Norte 18 años antes de las próximas elecciones
Dakota del Norte No es necesario registrarse para votar
Ohio 18 años antes de las próximas elecciones en noviembre
Oklahoma 18 años para la fecha de las próximas elecciones
Oregón 17 años
Pensilvania 18 años antes o para la fecha de las próximas elecciones
Rhode Island Puede pre-registrarse a los 17 años pero debe tener 18 años para poder votar
Carolina del Sur 18 años antes de las próximas elecciones
Dakota del Sur 18 años antes de las próximas elecciones municipales, primarias, generales o del distrito escolar
Tennessee 18 años antes de las próximas elecciones
Texas 2 meses antes de cumplir 18 años
Utah 18 años antes de las próximas elecciones
Vermont 18 años antes de las próximas elecciones
Virginia 18 años antes de las próximas elecciones
Washington 18 años antes on para la fecha de las próximas elecciones
Virginia Occidental 17 años si se cumplen 18 años antes o en el día de las próximas elecciones generales. De lo contrario, 18 años
Wisconsin 18 años antes o en el día de las próximas elecciones
Wyoming 18 años antes de las próximas elecciones
Atentados en la Casa Blanca

Atentados en la Casa Blanca

En los inicios

El 24 de agosto de 1814, en el momento más álgido de la guerra de 1812 entre Estados Unidos e Inglaterra, tropas británicas ingresaron a la Casa Blanca. El presidente James Madison y su esposa Dolley estaban a salvo en Maryland.

16 de agosto de 1841, una multitud furiosa con la decisión del presidente John Tyler de vetar una iniciativa del Congreso de restablecer el Banco de Estados Unidos, lanzaron piedras contra la mansión y realizaron disparos al aire y lincharon una efigie del mandatario a la que prendieron fuego. Como resultado, el Distrito de Columbia (DC) decidió crear su propia policía.

Medio siglo violento

1º de noviembre de 1950, los agentes del Servicio Secreto y de la policía de la Casa Blanca se enfrentaron con disparos con armas de fuego frente a la Casa Blair, enfrente a la Casa Blanca, donde en ese momento residía el presidente Harry Truman y la primera dama Bess, por renovaciones en la mansión presidencial. Los nacionalistas puertorriqueños Oscar Collazo y Griseleo Torresola fueron los atacantes. El agente del Servicio Secreto, Leslie Coffelt murió en el ataque tras abatir a Torresola. Collazo fue herido y condenado a muerte, pero el presidente Truman conmutó su pena por prisión perpetua y en 1979 fue liberado después de que el presidente Jimmy Carter conmutara la sentencia por tiempo cumplido.

El 17 de febrero de 1974, el joven soldado del ejército Robert Preston, quien había sido eliminado de un curso de entrenamiento de vuelo, robó un helicóptero desde un aeropuerto y voló hasta la Casa Blanca donde pretendía aterrizar en el jardín sur para demostrar sus habilidades como piloto. Los agentes del Servicio Secreto dispararon contra la aeronave obligando a Preston a aterrizar, tras lo cual fue detenido levemente herido.

22 de febrero de 1974, Samuel Byck, un vendedor desempleado secuestró un avión DC-9 de Delta en el aeropuerto Baltimore-Washington que pretendía estrellar contra la Casa Blanca, tras asesinar a un policía y luego a uno de los pilotos que le dijeron que no podían despegar. Finalmente hizo salir a los pasajeros y después de ser herido por la policía se suicidó. El caso inspiró la película de 2004 titulada “El asesinato de Richard Nixon” protagonizada por Sean Penn. Los agentes del Servicio Secreto reconocieron luego que sabían sobre las amenazas de Byck contra Nixon, pero no consideraron que pudiera llevar a cabo sus amenazas.

25 de diciembre de 1974, el día de Navidad, durante la presidencia de Richard Nixon, un automóvil Chevy Impala conducido por Marshall Fields de 25 años, quien decía ser el Mesías, atravesó los portones de la residencia y llegó hasta el portal norte, donde amenazó inmolarse con explosivos atados a su cuerpo. Tras horas de negociación se entregó y los explosivos resultaron ser falsos.

El 22 de marzo de 1984, un joven desempleado de 22 años llamado Anthony Holbert, luciendo lentes de sol y abrigado con una cazadora a cuadros, estacionó cerca del portal noroeste de la Casa Blanca en la Avenida Pennsylvania y tras desenvainar una espada de samurái pidió para hablar con el entonces presidente, Ronald Reagan, que estaba en el interior de la residencia como anfitrión en una recepción por el presidente de Francia. Los agentes consiguieron convencerlo de deponer su actitud y rendirse.

16 de marzo de 1984, un electricista con problemas de drogas, llamado David Mohonski al cual el FBI ya tenía bajo vigilancia por amenazas contra el presidente Ronald Reagan y que solía rondar la Casa Blanca, fue identificado por agentes durante la noche frente al ala sur e identificado, tras lo cual los agentes se acercaron y al ser amenazados con un arma fue herido en un brazo, arrestado y colocado bajo tratamiento psiquiátrico.

12 de septiembre de 1994, abrumado por la disolución de su matrimonio y severamente alcoholizado, un veterano del ejército y ex conductor de camiones, llamado Frank Eugene Corder, estrelló una avioneta Cessna robada contra el muro sur de la Casa Blanca. Corder murió en el impacto. La Casa Blanca estaba bajo renovaciones en ese momento y el presidente Bill Clinton y su familia no estaban en la residencia. Tras el fallo de seguridad las medidas de controles aéreos fueron revisadas.

29 de octubre de 1994, seis semanas más tarde, Francisco Martín Durán disparó contra la Casa Blanca en un supuesto intento de asesinato contra el presidente Bill Clinton que estaba mirando un partido de football americano en la residencia. Los agentes del Servicio Secreto lograron reducir al atacante de 26 años que aún se encuentra en prisión. Una bala ingresó por una ventana del Ala Oeste sin lesionar a nadie.

23 de mayo de 1995, nuevamente la Casa Blanca durante el gobierno de Clinton estuvo bajo ataque cuando un repartidor de pizza y ex estudiantes de psicología llamado Leland William Modjeski consiguió saltar la verja y correr por los jardines con un armas en la mano –que después se supo que estaba descargada-. Un agente del Servicio Seccreto consiguió herirlo. Otro agente fue herido en el tiroteo. Modjeski fue internado en una institución para enfermos mentales.

También en este siglo

7 de febrero de 2001, apenas dos semanas después de que George W. Bush asumiera la presidencia, un ex agente del servicio de impuestos (IRS, por su sigla en inglés) llamado Robert W. Pickett, con antecedentes de desequilibrios mentales e intentos de suicidio, sacó un arma ante los turistas y la policía frente a la Casa Blanca y comenzó a disparar al aire. Un agente del Servicio Secreto lo hirió en una pierna y tras ser detenido Pickett fue internado en tratamiento psiquiátrico.

11 de noviembre de 2011, se reportaron disparos contra la mansión presidencial. El presidente Barack Obama y la primera dama estaban de viaje en Oceanía. Ramiro Ortega Hernández, es el sospechoso de aparentemente haber disparado contra la Casa Blanca y fue acusado el jueves 17 de noviembre de intento de asesinato del presidente Barack Obama o de integrantes de su personal.

Beneficios de residir permanentemente en Estados Unidos

Beneficios de residir permanentemente en Estados Unidos

Ser residente permanente en Estados Unidos permite gozar de la mayoría de los derechos que tienen los ciudadanos estadounidenses por nacimiento. Existen razones importantes por las cuales es muy conveniente considerar la adquisición de la ciudadanía estadounidense.

La decisión de solicitar la ciudadanía es muy significativa. La ciudadanía concede beneficios y requiere una obligación moral de igual importancia. Al solicitar la naturalización, el solicitante estará demostrando su compromiso con el país y con su forma de gobierno.

Los beneficios más relevantes que concede el ser residente permanente de Estados Unidos son los siguientes:

-El derecho al voto. Pueden votar en las elecciones federales.

-Servir como miembro de un jurado. Participar como miembros de jurados en los tribunales.

-Viajar con pasaporte de Estados Unidos. El pasaporte de los Estados Unidos de América permite recibir ayuda del gobierno estadounidense en el extranjero.

-Llevar familiares a Estados Unidos. Los ciudadanos generalmente reciben prioridad cuando solicitan llevar a sus familiares al país para que residan permanentemente.

-Obtener la ciudadanía para hijos nacidos en el extranjero. En la mayoría de los casos, el hijo o la hija de ciudadanos que nazca en el extranjero adquirirá automáticamente la ciudadanía estadounidense.

-Elegibilidad para ocupar cargos del gobierno federal. Asimismo para ciertos empleos en dependencias del gobierno.

-Capacidad para ocupar cargos electorales. Se les permite presentar su candidatura para un cargo federal (en el Senado o en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos) y para la mayoría de los cargos estatales y locales.

-Mantener la residencia. A las personas con ciudadanía no se les puede negar el derecho de permanecer en el país.

-Elegibilidad para obtener subvenciones y becas federales. Muchas subvenciones, inclusive becas universitarias y otros fondos donados por el gobierno para fines específicos, se otorgan solamente a personas con ciudadanía.

-Obtener prestaciones del gobierno.

Además de estos beneficios, al obtener la ciudadanía, los residentes permanentes podrán gozar con los siguientes derechos ante la ley:

-Libertad de expresión.

-Libertad de religión.

-Derecho de ser juzgado pública y expeditamente por un jurado imparcial del Estado.

-Derecho a votar en las elecciones públicas.

-Derecho a solicitar empleo federal.

-Derecho a postularse como candidato al servicio público.

Votar a distancia en Estados Unidos

Votar a distancia en Estados Unidos

Votantes a Distancia

Ahora todos los ciudadanos americanos pueden recibir sus boletas en blanco de manera electrónica. Dependiendo del estado en cual usted es elegible para votar, puede recibir su boleta por correo electrónico, fax o descargándola de Internet. Para comenzar vaya al sitio web de FVAP para completar una nueva FPCA, imprímala, fírmela y luego regrésela a su oficina de elección local en EE.UU. Se les recomienda a los ciudadanos americanos en el extranjero que se formen el hábito de completar las FPCAs cada enero. Si usted pide que se le entregue de manera electrónica e incluye la dirección de correo electrónico número de fax, recibirá su boleta en blanco 45 días antes de la elección general y de medio término y aproximadamente 30 días antes de elecciones especiales, primarias o federales. La mayoría de los estados tiene verificación de registro de votantes y muchos ofrecen medios de rastrear el estatus de su registro y boleta.

IMPORTANTE: Los estados ya no están obligados a enviar las boletas electorales a los votantes de manera automática, así que todo individuo que desee votar en las elecciones de Estados Unidos desde el extranjero debe enviar una solicitud federal tipo tarjeta postal en enero de cada año.

Información Básica para el Voto en Ausencia

El voto a distancia es un proceso simple de 2 pasos.

  1. Cada año, usted envía una solicitud federal tipo tarjeta postal (FPCA) completa a su representante electoral local.
  • Ellos confirman su elegibilidad para votar y ponen su nombre en una lista para recibir las boletas de voto en ausencia para cualquier elección a ser celebrada en ese año calendario.
  • Ellos envían una boleta de voto en ausencia en blanco de manera electrónica o por correo. Usted completa la boleta y la envía de regreso para que pueda llegar antes de la fecha límite de la entrega de boletas de su estado.

2. O, si usted no ha recibido su boleta en blanco 30 días después antes de una elección, no siga esperando use el servicio federal de emergencia de boleta de voto en ausencia para poder votar.

Registro/Solicitud de Boleta de Voto en Ausencia

Para votar desde el extranjero, usted debe registrarse para votar con sus representantes electorales locales en su estado de residencia (voto) legal, cada año debe solicitar  su boleta de voto en ausencia.  Puede utilizar una sola forma para hacer ambas- la FPCA. Entregue una nueva FPCA en enero de cada año, cada vez que se mueva, cambie su dirección, cambie su correo electrónico o cambie su nombre.

Para completar y dirigir su forma, diríjase al sitio del Programa de Asistencia para Votaciones Federales o la Fundación del Voto Extranjero donde un asistente en línea lo guiara por todo el proceso. También puede utilizar una copia de su FPCA y una copia de los requerimientos de su estado de las embajadas y consulados de EE.UU. alrededor del mundo; así como de asociaciones civiles o grupos políticos americanos localizados en el extranjero.

También puede entregar su FPCA por correo. Muchos estados permiten que se envíen las FCPAs por fax o correo electrónico (vea la sección de Voto y Entrega de la Boleta que se encuentra más adelante). Consulte la Guía de Asistencia para Votar de la FVAP en línea para consultar las instrucciones actualizadas de su estado. Si requiere de ayuda para completar o entregar la forma, contacte al oficial de asistencia para votaciones en la Embajada o Consulado de EE.UU. más cercano.

Repasa los mayores logros de Obama

Repasa los mayores logros de Obama

Recuperación económica

Tras un inicio turbulento con la crisis financiera global de 2008 y la quiebra de Lehman Brothers, el gobierno de Barack Obama logró navegar las turbulentas aguas y levantó a un país que se estancó en el crecimiento.

Actualmente la tasa de desempleo en los Estados Unidos ronda los 5.3 por ciento , más baja que cuando empezó la crisis, el dólar se cotiza como una de las monedas más fuertes del mundo y el país crece a un ritmo del 2 por ciento anual.

Obamacare

Directa o indirectamente los estadounidenses pagan, a través de seguros o directamente de sus carteras, más que la mayoría de las personas del mundo por recibir atención médica, de acuerdo con Elisabeth Rosenthal en un artículo para The New York Times.

En un listado global de procedimientos, medicinas y precios compilados por la Federación Internacional de Planes de Salud descubrió que, en las 21 categorías en las que se clasifica el listado, en todos Estados Unidos era el más caro.

La reforma de salud de Barack Obama, el famoso ‘Obamacare’, buscó aumentar en un 5 por ciento la cantidad de personas con seguro médico, además busca que las familias no usen más del 8 por ciento de su ingreso en gastos médicos.

Retiro de tropas de Afganistán e Irak

Finalmente, la invasión estadounidense a Irak y Afganistán fueron concluidas con la administración Obama, cerca de 14 años después de la invasión estadounidense a Irak y tras 13 años de mantener tropas en el territorio Afgano, la guerra más larga de los Estados Unidos fuera de su territorio.

La inestabilidad de la región provocará, muy probablemente, que las tropas estadounidenses no se retiren nunca por completo de la región, para capacitación y tareas de contraterrorismo, pero oficialmente abandonarán Afganistán en 2016, cuando Obama salga de la Casa Blanca, de acuerdo con The Washington Post .

Legalización matrimonio homosexual

A partir del 26 de junio de 2015 la Corte Suprema de los Estados Unidos legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo, al declarar anticonstitucionales las leyes de 14 estados de la Unión Americana en los que se prohibía.

El paso, tan importante como el fin de la segregación racial entre blancos y negros, en 1954, ocurrió solo cuando Barack Obama y su gobierno se sumaron para terminar con décadas de discriminación.

Reapertura con Cuba

En la búsqueda de trascender en la historia, Obama recordó una de sus principales promesas, recuperar las relaciones con Cuba.

Tras 18 largos meses de negociaciones, en diciembre de 2014, ambos países anunciaron que terminaban la larga ruptura de 53 años; aunque dieron inicio a otro proceso el restablecimiento de las relaciones, del que se desconoce su duración.

El 20 de julio de 2015 se dio uno de los pasos más importantes para este propósito, ambos países reabrieron embajadas, mismas que llevaban desde 1961 cerradas.

Regístrate para votar en EEUU

Regístrate para votar en EEUU

Que votar es un derecho y un deber de la ciudadanía es un valor inculcado en la sociedad estadounidense. Aunque la participación en las elecciones presidenciales no ha pasado del 60% desde 1972, el sentimiento de responsabilidad cívica del individuo, el saber que su voto es importante y puede impactar el resultado de unas elecciones forma parte del tejido de este país. Y en la campaña actual, el énfasis en que los ciudadanos salgan a votar es incesante. Este martes se celebra el National Voter Registration Day (Día Nacional del Registro de Votantes), una iniciativa que ha organizado más de 600 eventos en todo el país para animar a la población a que se registre para las elecciones presidenciales del 8 de noviembre entre Hillary Clinton y Donald Trump.

“Yo voto porque es un acto simple y poderoso. Cada individuo, independientemente de su riqueza o estatus, tiene la misma oportunidad para votar y provocar un cambio”, escribe Cheryl Graeve en la página web de la iniciativa, que se ha aliado con 3.600 organizaciones y contará con más de 10.000 voluntarios para asistir con las actividades del día. La idea es reservar un día en cada proceso electoral para que organizaciones, empresas e individuos centren sus energías en conseguir que la ciudadanía se registre para ejercer “el derecho más básico que se puede tener como ciudadano: el derecho a votar”. La iniciativa, que comenzó en las elecciones de 2012, cuenta con el apoyo de la Casa Blanca desde 2015 y también de organizaciones afiliadas a ambos partidos.

Entre las organizaciones más conocidas se encuentra Twitter, que además ha añadido el hashtag #iRegistered; Starbucks, la empresa multinacional de café y cuyo director ejecutivo participa en un evento en Nueva York; Vote.org, que llamará y enviará mensajes a miles de personas recordándoles que se registren; y HeadCount, una organización que trabaja con músicos, artistas y otros famosos para promover la democracia.

En EE UU, registrarse para votar no es tarea fácil. Según un estudio del centro de análisis Pew, el sistema de registro es “poco preciso, caro e ineficiente”. Es un sistema anticuado, que requiere de numerosos pasos y del manejo de documentos físicos en vez de un sistema automatizado online. A diferencia de otros países, cada ciudadano debe registrarse en su Estado como votante de uno de los dos partidos o como independiente para después poder ejercer el derecho a voto. Un cambio de residencia, de apellidos por matrimonio o divorcio, o una mudanza a otro estado bastan para que una persona deba volverse a registrar con su nueva información.

En consecuencia, uno de cada cuatro votantes potenciales no está registrado, según un análisis del Brennan Center for Justice, un laboratorio de ideas de Nueva York. Por errores burocráticos o razones como una mala caligrafía, uno de cada ocho registros resultan ser inválidos. Y a la vez, un 24% de la población elegible para votar —unos 51 millones de personas— continúa sin estar registrados.

Para un amplio sector de la ciudadanía estadounidense, estas elecciones son especialmente importantes. Desde actores de Hollywood hasta el propio presidente Barack Obama, son muchas las personalidades que han recordado a los estadounidenses su deber como ciudadanos. La mayor parte de éstos son simpatizantes del Partido Demócrata, ya que, como revela un análisis de Pew, la mayor parte de los ciudadanos que no votan, muchos de ellos pertenecientes a minorías demográficas, son personas que votarían a este partido. Los demócratas consideran que una posible victoria de Trump dañaría el rumbo del país y creen, por lo general, que la retórica xenófoba y machista, y la falta de temperamento descalifican al candidato republicano para la presidencia de EE UU.

La misma Clinton pidió este lunes, en el primer debate presidencial, que los ciudadanos voten, no por ella, sino que voten. Obama, haciendo campaña con la demócrata, ha dicho numerosas veces: “No abucheen (refiriéndose a Trump), voten”.

¿Qué va a hacer Donald Trump como presidente?

¿Qué va a hacer Donald Trump como presidente?

Primeros 100 días:

  • Comenzar el proceso de “retirar a más de dos millones de inmigrantes criminales e ilegales”
  • Negar la entrada sin visa a los viajeros de países que se nieguen a readmitir a sus ciudadanos
  • Revocar cada una de las órdenes ejecutivas de Barack Obama
  • Imponer restricciones a funcionarios de la Casa Blanca que han pasado a formar parte de grupos de presión
  • Establecer límites a los períodos de los miembros del Congreso
  • Cancelar todos los pagos a los programas de cambio climático de la ONU
  • Usar ese dinero para reparar la infraestructura de Estados Unidos
  • Clasificar a China como manipulador de divisas

También prometió construir un muro en la frontera sur con México, que sería pagada por México. Trump aseguró a sus simpatizantes que esto ocurrirá, pero no está claro cuándo o cómo.

Otra prioridad de Trump es la renegociación de los acuerdos comerciales, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y México.

  • Trump presidente: la victoria de un enemigo de México dispara la incertidumbre

Afirmó que estos acuerdos son responsables de enviar al extranjero los empleos de los estadounidenses.

Trump también prometió forjar una relación más cercana con el presidente ruso Vladimir Putin, a quien ha elogiado como un “líder fuerte”.

Y ha prometido deshacer el acuerdo nuclear con Irán, aunque no es claro qué ta pronto podrá salir de ese tratado que involucra a seis potencias mundiales y 12 años de planeamiento.

¿Tendrá éxito?

El presidente Trump no sólo asumirá el poder con una Cámara de Representantes y Senado controlados por los republicanos, un lujo que su predecesor Barack Obama sólo pudo tener dos años, sino que también podrá llenar una vacante en la Corte Suprema.Image caption Trump asume su cargo con un Congreso dominado en ambas cámaras por los republicanos.

Con los poderes que le otorga su cargo podrá revocar todas las órdenes ejecutivas de Obama.

El plan de Obama de evitar la deportación de cinco millones de indocumentados fue suspendido por un dictamen en Texas y sigue estando congelado después de estancarse en la Corte Suprema.

  • El terremoto que significa para América Latina el triunfo de Donald Trump

Esa fue una de las órdenes ejecutivas más controvertidas del presidente y tiene pocas posibilidades de avanzar bajo la presidencia de Trump.

De igual forma, la medida de Obama para que todos los vendedores de armas tengan una licencia y se sometan a revisiones de antecedentes, que revoca las actuales exenciones que tienen algunos vendedores de internet y exposiciones, podrá ser revertida.

  • 5 razones que explican la (quizá no tan) sorprendente victoria de Trump sobre Clinton

Muchos republicanos, sin embargo, se han rehusado a apoyar a Trump. Y aunque su partido está en la posición más fuerte que ha tenido en más de una década, el magnate asume el liderazgo de un partido en rebelión.

Y esto sin considerar la resistencia que encontrará en las filas demócratas.

También entrará a la Casa Blanca como uno de los candidatos presidenciales más impopulares de la historia reciente, después de sus controvertidas declaraciones sobre las mujeres y los hispanos, entre otros.

¿Habrá áreas donde se llegue a un acuerdo?

Un asunto que podría tener un raro consenso son las mejoras en la infraestructura del país.

Sobre esto, tanto Clinton como Trump prometieron invertir miles de millones de dólares en las viejas carreteras, puentes y aeropuertos del país.

Pero los republicanos desean reducir el gasto para pagar por ello y quizás se presenten diferencias sobre qué tan grandes deben ser las reparaciones.

Historia de la Casa Blanca de Estados Unidos

Historia de la Casa Blanca de Estados Unidos

Cuando los estadounidenses decidieron levantar una ciudad desde la que dirigir su nueva nación, Washington D.C. no era más que una tierra baldía regada por el río Potomac. Hoy, desde la Casa Blanca, su principal emblema, se dirimen las decisiones más importantes que afectan no solo a Estados Unidos, sino al mundo entero. Conoce la historia de la Casa Blanca, uno de los edificios más importantes de Estados Unidos.El 3 de octubre de 1792 se ponía la primera piedra de la que entonces era conocida como Executive Mansion. La idea de construir una casa presidencial fue de George Washington, que designó al arquitecto James Hoban para que diseñara la vivienda, inspirada en el Parlamento de Irlanda y en el Castillo de Rastignac, situado en la localidad francesa de Dordogne.

 

De estilo neoclásico, la mansión terminó de construirse en el año 1800, con un coste total superior a los 200.000 dólares de la época. Para realizar la peculiar fachada se utilizó piedra tallada de Escocia, dejando la casa de color gris. En 1814 el ejército británico destruyó parte de la vivienda. Tras su reconstrucción, se pintó completamente de blanco, conservando el color hasta nuestros días.

Una curiosidad de la historia de la Casa Blanca es que el primero en darle el nombre de Casa Blanca fue el presidente Theodore Roosevelt en 1901. Durante su mandato se llevó a cabo una de las remodelaciones más importantes del interior, ya que se construyó, en 1902, el Despacho Oval, el lugar habitual desde donde trabaja el mandatario estadounidense de turno. Otra novedad importante fue la construida durante el mandato de John F. Kennedy, que en 1961, durante el conflicto de Bahía de Cochinos, decidió crear The Situation Room, la sala de crisis desde la que se toman las decisiones más relevantes.

La Casa Blanca se asienta sobre un terreno de 7,2 hectáreas. Cuenta en la actualidad con 6 plantas, 3 ascensores, 132 dormitorios, 35 cuartos de baño y 28 chimeneas. Cada día recibe a más de 5.000 visitantes que recorren el exterior y algunas estancias del interior. La visita es guiada y gratuita, aunque debe solicitarse con, al menos, un mes de antelación.

La historia de la Casa Blanca ha permitido que sea una de las construcciones más importantes de Estados Unidos. Aunque es difícil cuantificar el valor intangible de la casa, debido a su historia y a los secretos que en ella se guardan, la firma Zillow ha tasado la vivienda en 319 millones de dólares. Además, el valor estimado para su arrendamiento mensual ronda los 1,8 millones de dólares.