Votar a distancia en Estados Unidos

Votar a distancia en Estados Unidos

Votantes a Distancia

Ahora todos los ciudadanos americanos pueden recibir sus boletas en blanco de manera electrónica. Dependiendo del estado en cual usted es elegible para votar, puede recibir su boleta por correo electrónico, fax o descargándola de Internet. Para comenzar vaya al sitio web de FVAP para completar una nueva FPCA, imprímala, fírmela y luego regrésela a su oficina de elección local en EE.UU. Se les recomienda a los ciudadanos americanos en el extranjero que se formen el hábito de completar las FPCAs cada enero. Si usted pide que se le entregue de manera electrónica e incluye la dirección de correo electrónico número de fax, recibirá su boleta en blanco 45 días antes de la elección general y de medio término y aproximadamente 30 días antes de elecciones especiales, primarias o federales. La mayoría de los estados tiene verificación de registro de votantes y muchos ofrecen medios de rastrear el estatus de su registro y boleta.

IMPORTANTE: Los estados ya no están obligados a enviar las boletas electorales a los votantes de manera automática, así que todo individuo que desee votar en las elecciones de Estados Unidos desde el extranjero debe enviar una solicitud federal tipo tarjeta postal en enero de cada año.

Información Básica para el Voto en Ausencia

El voto a distancia es un proceso simple de 2 pasos.

  1. Cada año, usted envía una solicitud federal tipo tarjeta postal (FPCA) completa a su representante electoral local.
  • Ellos confirman su elegibilidad para votar y ponen su nombre en una lista para recibir las boletas de voto en ausencia para cualquier elección a ser celebrada en ese año calendario.
  • Ellos envían una boleta de voto en ausencia en blanco de manera electrónica o por correo. Usted completa la boleta y la envía de regreso para que pueda llegar antes de la fecha límite de la entrega de boletas de su estado.

2. O, si usted no ha recibido su boleta en blanco 30 días después antes de una elección, no siga esperando use el servicio federal de emergencia de boleta de voto en ausencia para poder votar.

Registro/Solicitud de Boleta de Voto en Ausencia

Para votar desde el extranjero, usted debe registrarse para votar con sus representantes electorales locales en su estado de residencia (voto) legal, cada año debe solicitar  su boleta de voto en ausencia.  Puede utilizar una sola forma para hacer ambas- la FPCA. Entregue una nueva FPCA en enero de cada año, cada vez que se mueva, cambie su dirección, cambie su correo electrónico o cambie su nombre.

Para completar y dirigir su forma, diríjase al sitio del Programa de Asistencia para Votaciones Federales o la Fundación del Voto Extranjero donde un asistente en línea lo guiara por todo el proceso. También puede utilizar una copia de su FPCA y una copia de los requerimientos de su estado de las embajadas y consulados de EE.UU. alrededor del mundo; así como de asociaciones civiles o grupos políticos americanos localizados en el extranjero.

También puede entregar su FPCA por correo. Muchos estados permiten que se envíen las FCPAs por fax o correo electrónico (vea la sección de Voto y Entrega de la Boleta que se encuentra más adelante). Consulte la Guía de Asistencia para Votar de la FVAP en línea para consultar las instrucciones actualizadas de su estado. Si requiere de ayuda para completar o entregar la forma, contacte al oficial de asistencia para votaciones en la Embajada o Consulado de EE.UU. más cercano.

Historia de la Casa Blanca de Estados Unidos

Historia de la Casa Blanca de Estados Unidos

Cuando los estadounidenses decidieron levantar una ciudad desde la que dirigir su nueva nación, Washington D.C. no era más que una tierra baldía regada por el río Potomac. Hoy, desde la Casa Blanca, su principal emblema, se dirimen las decisiones más importantes que afectan no solo a Estados Unidos, sino al mundo entero. Conoce la historia de la Casa Blanca, uno de los edificios más importantes de Estados Unidos.El 3 de octubre de 1792 se ponía la primera piedra de la que entonces era conocida como Executive Mansion. La idea de construir una casa presidencial fue de George Washington, que designó al arquitecto James Hoban para que diseñara la vivienda, inspirada en el Parlamento de Irlanda y en el Castillo de Rastignac, situado en la localidad francesa de Dordogne.

 

De estilo neoclásico, la mansión terminó de construirse en el año 1800, con un coste total superior a los 200.000 dólares de la época. Para realizar la peculiar fachada se utilizó piedra tallada de Escocia, dejando la casa de color gris. En 1814 el ejército británico destruyó parte de la vivienda. Tras su reconstrucción, se pintó completamente de blanco, conservando el color hasta nuestros días.

Una curiosidad de la historia de la Casa Blanca es que el primero en darle el nombre de Casa Blanca fue el presidente Theodore Roosevelt en 1901. Durante su mandato se llevó a cabo una de las remodelaciones más importantes del interior, ya que se construyó, en 1902, el Despacho Oval, el lugar habitual desde donde trabaja el mandatario estadounidense de turno. Otra novedad importante fue la construida durante el mandato de John F. Kennedy, que en 1961, durante el conflicto de Bahía de Cochinos, decidió crear The Situation Room, la sala de crisis desde la que se toman las decisiones más relevantes.

La Casa Blanca se asienta sobre un terreno de 7,2 hectáreas. Cuenta en la actualidad con 6 plantas, 3 ascensores, 132 dormitorios, 35 cuartos de baño y 28 chimeneas. Cada día recibe a más de 5.000 visitantes que recorren el exterior y algunas estancias del interior. La visita es guiada y gratuita, aunque debe solicitarse con, al menos, un mes de antelación.

La historia de la Casa Blanca ha permitido que sea una de las construcciones más importantes de Estados Unidos. Aunque es difícil cuantificar el valor intangible de la casa, debido a su historia y a los secretos que en ella se guardan, la firma Zillow ha tasado la vivienda en 319 millones de dólares. Además, el valor estimado para su arrendamiento mensual ronda los 1,8 millones de dólares.

¿Quién fue el primer presidente de Estados Unidos?

¿Quién fue el primer presidente de Estados Unidos?

George Washington fue el primer Presidente de los Estados Unidos entre 1789 y 1797 y Comandante en Jefe del Ejército Continental revolucionario en la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos (1775-1783). En los Estados Unidos se le considera el Padre de la Patria. Es considerado uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos junto con John Adams, Benjamin Franklin, Alexander Hamilton, John Jay, Thomas Jefferson y James Madison.

Washington empezó a ganar condecoraciones armando tropas de la colonia de Virginia para apoyar al Imperio británico durante la Guerra Franco-Indígena (1754-1763), un conflicto que él inadvertidamente ayudó a iniciar.

El Congreso Continental designó a Washington Comandante en Jefe del Ejército Continental en 1775. Al año siguiente, los británicos fueron desalojados de Boston, perdieron la ciudad de Nueva York y fueron derrotados en Trenton, Nueva Jersey, ante la sorpresa que causó Washington cruzando el río Delaware. Debido a su estrategia, fuerzas revolucionarias capturaron a los dos ejércitos principales de combate británicos en la batalla de Saratoga y en la de Yorktown. En negociación con el Congreso, los estados coloniales y los aliados franceses, mantuvo un ejército débil y una nación frágil en medio de las amenazas de desintegración y fracaso. Después de liderar la victoria estadounidense en la Guerra de la Independencia, renunció a sus cargos militares y regresó a la vida en su plantación de Mount Vernon, acto que le trajo aún más renombre.

En 1787, presidió la Convención de Filadelfia que esbozó la Constitución de los Estados Unidos de América y en 1789, fue elegido de manera unánime como el primer presidente de los Estados Unidos. Trató de crear una nación capaz de sostener la paz con sus países vecinos. Su Proclama de la Neutralidad de 1793 sirvió de base para evitar cualquier implicación en conflictos extranjeros. Apoyó los planes de construir un gobierno central fuerte mediante el pago de la deuda nacional, la aplicación de un sistema fiscal eficaz y la creación de un banco nacional. Washington evitó la guerra y mantuvo una década de paz con Gran Bretaña con la firma del Tratado Jay en 1795, a pesar de la intensa oposición del Partido Demócrata-Republicano. Aunque nunca se afilió oficialmente al Partido Federalista, apoyaba su programa. Sus dos períodos de gobierno establecieron muchas políticas y tradiciones que existen hasta el día de hoy.

Antes de la finalización de su período de gobierno se retiró nuevamente a la vida civil, estableciendo un importante precedente de transición pacífica que ha servido de ejemplo no sólo en los Estados Unidos sino también en otras futuras repúblicas. El Discurso de Despedida de Washington fue una introducción a la virtud republicana y una severa advertencia contra el partidismo, la sectorialización y la participación en guerras en el extranjero. Se le concedió la primera Medalla de Oro del Congreso con el agradecimiento de la Cámara en 1776.

Washington murió en 1799 debido principalmente a un tratamiento para su neumonía, que incluía calomelanos y sangrías, resultando en una combinación de choque hipovolémico, debido a la pérdida de cinco pintas de sangre, así como la asfixia y deshidratación. Henry Lee III fue quien pronunció la oración fúnebre, donde declaró que Washington fue el “primero en la guerra, primero en la paz y primero en el corazón de sus compatriotas”.

Los historiadores frecuentemente lo han considerado como uno de los más grandes presidentes de Estados Unidos.

Biografía de Donald Trump

Biografía de Donald Trump

Donald Jhon Trump, presidente electo de los Estados Unidos de América (EE. UU.) en las elecciones del 8 de noviembre, es un conocido empresario multimillonario que ha conseguido no dejar a nadie indiferente y que su nombre y su personalidad sean conocidas a lo largo y ancho del planeta.

Nacido el 14 de junio de 1946 en el neoyorquino barrio de Queens, Trump es el cuarto de los cinco hijos de Fred Trump, constructor de origen alemán, y Mary MacLeod, ama de casa de procedencia escocesa.

Trump se graduó en 1964 en la academia militar en la que había sido internado.

En 1968, el magnate se licenció en Economía en la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania, y se convirtió en el favorito para suceder a su padre al frente de la empresa familiar, Elisabeth Trump & Son, dedicada a edificios de alquiler de clase media en los barrios neoyorquinos de Brooklyn, Queens y Staten Island.

Trump se hizo en 1971 con las riendas de la compañía, rebautizada como The Trump Organization, y se mudó a la glamurosa Manhattan a la caza de una fama que llegó a base de proyectos pomposos, autobombo, verdades a medias y una relación borrascosa con la prensa.

“Juego con las fantasías de la gente”, escribe el Trump en sus memorias, quien aboga -como se puede comprobar tanto en los negocios como en la política- por la “hipérbole” como “una forma inocente de exageración y una forma muy efectiva de promoción”.

El empresario empezó a cimentar su fama con deslumbrantes obras en Manhattan, como la Torre Trump, un lujoso rascacielos de 58 pisos con una cascada interior en plena Quinta Avenida desde el que, por cierto, lanzó su campaña presidencial.

El magnate ha levantado un imperio que incluye hoteles, campos de golf y casinos, un negocio este último que ha incurrido en cuatro bancarrotas pese al “éxito” del que alardea Trump.

Según la revista “Forbes”, el aspirante republicano posee una fortuna de 4.500 millones de dólares, pero Trump insiste en que la cifra asciende a 10.000 millones.

Con tres matrimonios y dos sonados divorcios (con la modelo checa Ivana Zelnickova en 1991 y la actriz estadounidense Marla Maples en 1999), la vida personal de Trump ha sido tan agitada como su carrera profesional, para deleite de la prensa del corazón.

Desde 2005, el multimillonario, de confesión presbiteriana, está casado con la exmodelo eslovena naturalizada estadounidense Melania Knauss, de 46 años.

Muchas han sido las polémicas que ha protagonizado Trump, aquí una selección de ellas:

En febrero de este año, Trump dice acusa al papa Francisco de ser “un hombre político” y comportarse como “una pieza al servicio del Gobierno mexicano” en materia de migración.

En mayo, el apellido del representante republicano apareció ligado a 32 sociedades opacas inscritas en paraísos fiscales en la base de datos de los Papeles de Panamá.